viernes, 1 de noviembre de 2013

SABIENDO

Sabiendo como sabe de mis manías,
De mis historias vírgenes de perrerías,
De esos vicios míos incontrolables
que no habrá dios que los apague.

Sabiendo que si la veo mi cuerpo arde
Y ya no hay nada que pueda enfriarme,
Que aún así soy un extraño niño:
Uno que sólo crece si le abonan cariño.

Sabiendo todo lo que me ha ganado,
Que a su lado soy como un perro drogado,
alguien con miedo a hacer todo mal,
A que nuestra historia deje de ser genial.

Sabiendo todo esto, sabiendo mucho más,
Aún está por aquí, no me ha dejado atrás,
Y yo poco puedo decir, la prefiero abrazar,
Pero en todo caso: mil gracias por estar.

---Alberto PM--- Montcada/Cerdanyola/Barcelona, 29Oct’13
“Vengo a refugiarme a tu habitación…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario