miércoles, 18 de mayo de 2016

MALDIGO MI SUERTE

No voy a espetar relinchos
cuando esté por ahí contigo,
ni voy a pegar ladridos
cuando vea que te has ido.

El cielo se ha vuelto malo;
hoy graniza en mi tejado.
El suelo es solo barro
y mis pies no me hacen caso.

Tengo mucho por hacer,
pero me siento algo viejo,
y sé que algo va a doler
cuando te diga "Te quiero".

Tengo el alma hecha un río
desbordado y enfangado,
del deshielo de un invierno,
de lo que nunca achicamos.

Ahora maldigo mi suerte
-¿lo tuyo es diferente?-,
pero aún me siento fuerte
para recitarte un "Vente".

Oigo el viento, no me muero,
mas te extraño, pues te quiero,
y te anhelo y te celebro;
por favor, no estés tan lejos.

---Alberto P.M.---
Barcelona. 18-5-2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario