jueves, 30 de octubre de 2014

EL PASO "LA MUCHACHA"

En el pueblo de Vilviestre,
donde reina el fiel pinar,
cuentan casi desde siempre
una historia singular.

Mucha debe ser la gente
que conoce la verdad
de esa historia tan latente
y patente en el lugar.

En el monte de Vilviestre,
hace algunos siglos ya,
hubo días que una gente
estuvo allí para talar;

gente de leña y de sierra,
de veredas y carretas,
de los que pocos ya quedan
y que los pinos recuerdan.

Relevó la noche al día
en la zona de El Sotón,
y, de entre todos, una niña,
entre pinos, se perdió.

Cuentan que de madrugada
la buscaron sin cesar,
pero no encontraron nada
hasta ver el sol llegar.

El cuerpo de la niña,
que los mastines guardaban,
yacía sin tener vida
y con piel ensangrentada.

Dicen que fueron los lobos,
aunque la historia no habla,
que entre peñas y recodos
separaron cuerpo y alma.

La zona de dicho espanto
nunca ha sido olvidada,
y todos la han ido llamando
el Paso "La Muchacha".

---Alberto P.M.--- Á.M. de BCN. 27/10/2014.

sábado, 25 de octubre de 2014

EN SU VOZ

Yo viajo en su voz
de mecer corazones,
de ahuyentar el dolor
con sus dulces canciones,
y me bañan sus ojos,
mas prefiero su boca,
que me aísla de todo
y me la pone de roca.

Me regala una tarde
entre edificios y parques,
pero con ella me vuelo,
como nunca con nadie,
y parezco tan lelo
admirando su estilo,
que parece que hable
de un submundo prohibido.

Y la quiero y deseo,
pero nunca la beso,
y es que ahora prefiero
no arriesgarme con nada,
controlar bien los tiempos,
y la cojo de espaldas
y la beso en el pelo,
y cuando sobren palabras
probaré con su cuello.

Ojalá nada cambie
-¡que no corra ni el aire!-,
y que repita "Alberto"
como sólo ella sabe,
y me diga "te quiero"
sin pensar en mañana,
sin pensar que no cabe
en un sólo momento.

---Alberto Prieto Martín--- Á.M. de BCN. 23/10/2014.

martes, 21 de octubre de 2014

LLEGÓ EL OTOÑO

Las hojas van derechas al asfalto,
van poco a poco, y nunca andando:
es su viaje hacia el último descanso,
es la materia que va dando saltos.

Pero el viento ha cogido el mando,
y ahora va con ellas, va volando,
y aunque a todas no da abasto
a su alma en vela va matando.

El viento vuela como corre el galgo,
la noche acecha, pero no hay espanto,
pues todos quieren ser parte del cuando,
del tiempo ese en que te sientes algo.

Las lluvias han regado ya los campos,
las prisas han huido con su canto,
y las ranas y los sapos van bailando,
pues ahora todo se ha hecho charco.

Y la tierra, gota a gota, va sanando...
Y esta tierra, poco a poco, va ganando...

---Alberto P.M.--- UAB Bellaterra (BCN). 16/10/2014.
"...han venido picarazas a peinar con su canción..."

jueves, 16 de octubre de 2014

PERDIMOS LOS DOS

Ella vestía siempre bien:
zapatos caros de tacón,
vestidos nuevos de color,
y la sonrisa en perfección;
pero su mundo no iba bien:
le daba a todo sin control,
como ocultando su dolor;
¡qué peso el de su corazón!

Lo nuestro era para ver,
y es que era poco para ser
lo que le diera una razón
para calmarla en su adicción,
para decirle: “estoy, amor,
a punto de hacerlo mejor”.

Yo no tenía compasión:
“así, cariño, no vas bien,
voy a buscarte solución”;
y ella me dijo: "¡que te den!"

No había mucho por hacer
-querer no es fácil sin poder-,
y empezó a decir a todo “no”
hasta que un día enloqueció;
me dijo: “Alberto, hoy ya no,
no quiero nada de tu amor”,
y yo le dije: “¿sabes qué?,
no hablas tú, no es tu adiós”.

Y me sentí un perdedor,
yo quise darle mi calor.
Y todo fue para peor:
perdió ella y perdí yo.

---Alberto P.M.--- Barcelona. 10/10/2014.

domingo, 12 de octubre de 2014

ME ECHAN HUMO

Llámame hoy a la puerta
o dime sólo dónde estás;
no importan tus piernas abiertas:
hoy lo haremos por detrás.

Dime "te quiero" de esa manera,
conjúgame a gritos el verbo "follar";
no esperes conmigo tener primaveras,
no busques en mí tu otra mitad.

Y me he dejado los condones,
y tú no te has dejado pelo;
y me echan humo los cojones
de tapar tanto agujero.

El otro día alguien me dijo
que no eras tan especial,
y yo le dije: "estate tranquilo,
que tú no la vas a probar".

Y ahora, cariño, me he dicho:
"ahora con ella quisiera yo estar",
y, juntos, a golpes y muy despacito,
veremos, a tientas, las horas pasar.

Y me he dejado los condones,
y tú no te has dejado pelo;
y me echan humo los cojones
de tapar tanto agujero.

---Alberto P.M.--- Á.M. de Barcelona. 9/10/2014.

sábado, 11 de octubre de 2014

ESTABA EN MIS SUEÑOS

Ella es aquella que estaba en mis sueños:
en ella está todo: lo malo y lo bueno;
y vuela entre nubes, luego cae hasta el suelo,
pero es como un ángel, y en ella mi cielo.

Su cama está lejos, pero no es mi destino,
que yo sólo quiero que le den buen cobijo,
y que ahí dentro, al calor, se olvide del frío,
aunque duerma consigo, con otro o contigo.

Un día le hablé, y le dije: “te quiero”,
y ella, en silencio, me dijo: “a ti no te espero”,
y el beso, el nuestro, fue mío en el suelo,
que el suelo y el cielo no quedan tan lejos.

Otro día pensé, y luego, al rato, lloré,
y me puse a pintarme, de pie, en un papel.
“¡tus muertos, joder! Ella no va a volver”,
pero luego lo hizo, ¡y a volar otra vez!

Pero nunca he sabido muy bien de su alma:
qué esconde en silencios, qué calla su habla,
y de tanto misterio, envuelto en su magia,
me he visto perdido, estando en mi casa.

Hoy ella está lejos, ya nunca aquí cerca,
y quizá los espejos han jugado con ella,
y se ha visto entre llamas mientras era de cera,
pero ella bien sabe: no ha perdido la guerra.

Y yo ya me voy, y quizá así es mejor,
y ¿por qué en los silencios esconde su voz?,
y el ayer vuelve al hoy, y me siento peor,
y ¿por qué tanto tiempo sin sentir su calor?

---Alberto P.M.--- Á.M. de Barcelona. 1/10/2014.

miércoles, 1 de octubre de 2014

NI DIOS NI ESCLAVO

Siempre me ofrecen cosas,
Y yo a todas digo que no:
"No quiero de esa droga",
"No quiero de tu amor".

No soy perro de nadie,
El amo no soy yo,
Yo sólo soy el baile
Que huye del salón
Para mecerse en aire
Y buscar dulce calor.

No soy príncipe en Marte,
No soy tu último adiós,
Soy algo como amarte
En ecos de tu voz.

No quiero ser tu esclavo,
Tampoco ser tu dios;
Nunca seré tu banco;
Seré más de un color:
Mezclar negro y blanco
Con tintes de pasión.

---Alberto P.M.--- UAB Bellaterra - 30/9/2014.