miércoles, 20 de noviembre de 2013

ENTRE CARICIA Y CARICIA

Ella se queda dormida
En este colchón de esparto;
A mí aún me quedan caricias:
De su piel nunca me harto.

No habrá nunca poesía
Que a ella la pueda honrar,
Pero entre caricia y caricia
Los versos ya veo llegar.

Ahora que se enciende el día,
Y las paredes han callado,
Aún me parece más bonita
Nuestra noche del pecado.

La luz del Sol ilumina
Su piel de tonos claros;
Se despierta y me fulmina
Con la magia de sus labios.

Se interesa enseguida
Por si he dormido bien,
Yo me agarro a una mentira
Y le digo que muy bien.

La verdad por mí es sabida:
Vigilé sus cien mil latidos,
Como ayer fue la sonrisa
Que a mi lado había venido.

---Alberto PM--- Bellaterra, 19/11/2013
“...te he escrito un poema de esos agarrados,
quiero amaneceres contigo a mi lado...”

No hay comentarios:

Publicar un comentario