miércoles, 4 de febrero de 2015

TENGO UN PLAN

Me cambié otra vez de barrio
y ha cambiado la estación,
he quemado mi diario
y ya no digo nunca "adiós".

Yo aún oigo cómo pasas,
cómo empieza tu canción
cuando cruje toda escarcha,
aunque vas de hibernación.

Tengo un plan aún por trazar
entre muros de palabras,
en los versos de tus calles,
entre muchas cosas malas,
pero tú nunca me faltes.

Nunca voy a ser igual;
soy así, mañana no
-ese también seré yo-,
pero nunca va a cambiar
que te quiera sin razón.

No voy a dar un paso atrás:
tengo cosas por hacer;
no me pienso flagelar;
estaré donde tú estés.

Tengo un plan para acabar
con las calles empinadas,
con los techos no alcanzables,
con los días sin miradas
y las noches sin besarse.

---Alberto P.M.--- Barcelona. Enero de 2015.