martes, 30 de septiembre de 2014

REFLEXIÓN EN PROSA: "LA POESÍA 'DE PARED'"

El poeta escribe porque se inquieta. Le inquieta su mundo interior y el mundo de alrededor. Suda emociones, y busca plasmarlas en versos y canciones, haciendo que las palabras transporten ideas y emociones. Pero el poeta nunca llega a donde quisiera llegar -ni aun cuando plasma en papel aquello que pretendía captar y trasmitir-. Porque la poesía pura, aquella más excelsa, se encuentra dentro de nosotros mismos, así como fluyendo entre dos o más cuerpos. Las palabras solo dan al poeta una oportunidad: la oportunidad de transmitir parte de lo que llevan dentro, como si se tratara de una sombría proyección en una pared -o en un papel-. Y es que, al fin y al cabo, así podría definirse toda esa poesía que se escribe, recita, canta o habla. Esa poesía, por puro concepto, no puede representar el clímax de la poesía. Aún así, cabe mencionar una obviedad: esa poesía 'de pared' -o 'de papel'- aspira a evocar cosas que deberían interiorizarse en aquel que vea la pared. Es decir: la poesía pura se convierte en poesía 'de pared' para poder ser llevada -ya en forma de poesía pura- a otro cuerpo. Por supuesto hay un encargado de hacer todo esto: el poeta. Porque el poeta no es más que alguien que aspira a transmitir -mediante dichas proyecciones- esa poesía pura que lleva dentro.

---Alberto P.M.--- UAB Bellaterra. 30/9/2014.

sábado, 20 de septiembre de 2014

¡ADIÓS POESÍA!

Eres la droga más dura en mi cuerpo:
Te quiero, te busco, a ratos te anhelo.
Me siento vacío, y contigo me lleno.
Mi vida es en sueño, y contigo despierto.

Corriendo, sin tiempo, chocando de nuevo,
Tirando dos besos, buscando tu pelo,
Huyendo, mintiendo, robando un lucero,
Y de lejos gritarte “¿Lo sabes? Ganaste”.

Y cuento los días de la semana:
Me faltan siete ¡sobre tu cama!
Y cuento los días que tiene este mes:
Me faltan treinta ¡contigo al revés!

Yo quiero probarte, saber de tu piel,
Tranquilos, despacio, meciendo la sed,
Y sentirnos tan dulces en mares de hiel,
Hacerlo juntitos, probarnos a ver.

Y ¿cuándo viniste?, y ¿cómo lo hiciste?,
Y ¿cuándo de noche se nos hizo de día?
Y ¿cuándo te fuiste?, y ¿cómo tú huiste?,
Y ¿cuándo mis días perdieron la alegría?

Hoy todo es mentira, ¡adiós poesía!
Hoy todo es lo mismo, ¡qué puta la vida!,
Porque mi mundo ya nunca es lo mismo,
Porque aunque ande me siento perdido.

---Alberto P.M.--- Á. Metropolitana de BCN – 18/9/2014
“...y ahí voy, a romper las telarañas de tu corazón...”

jueves, 18 de septiembre de 2014

POESÍA DURA

Hay cierta poesía dura
Que no escupo ni yo,
Cual brote de locura
Escondido en un cajón,
Pero dentro, en la espesura
Que encierra mi cartón,
Llevo de una droga pura
Vencido mi corazón.

Voy con la polla bien dura
—¡Suerte de este pantalón!—;
Si me enciendes a oscuras,
¡No me la baja ni Dios!

No soy como tú te crees,
No me visto por los pies.

Sufro de mil pesadillas,
Sufro gran mundo interior,
Nada dentro a veces brilla,
Y tras mí corre el dolor,
Pero en mí tiene cabida
También mucho del color
Que destila esta prohibida
Historieta entre tú y yo.

Voy huyendo de la vida
—El destino me ganó—,
Aunque tengo muchos días
Para darme un empujón.

No soy como tú te crees,
No bendigo mis traspiés.

Si quiero una madrugada
Mezclando nuestra pasión
Y me ves por la mañana
Puede ser que sea amor;
Y si sabes ver el Cielo
En mí tú lo podrás ver,
Reflejado todo entero
En tus ojos de mujer.

Voy con el alma varada
Porque busca la ración
De los versos de tu cama,
Del cantar de tu colchón.

No soy como tú te crees,
No soy eso que tú ves.

---Alberto P.M.--- Á. Metropolitana de BCN - 17/9/2014
"vive mirando una estrella, 
siempre en estado de espera..."

martes, 2 de septiembre de 2014

OTRO AGOSTO

Es otro agosto, es la misma canción:
La de unos versos que perdieron la voz
Y un pentagrama sin la clave de sol.

Es como el norte cuando buscas el sur,
Es más que el frío hecho gran virtud,
Son las miradas faltas de actitud.

Hay poco o mucho para dar de hablar,
Sobran palabras, ¿para qué escuchar?;
Sólo los pinos saben la verdad.

Hay poco o mucho para hacer llorar,
Pero los gritos siempre pueden más;
Y entre espinos no se están tan mal.

Es todo entraña, es todo corazón,
Es como un mundo falto de razón,
Una balada hecha a la pasión.

Es sólo el ruido que hace el corazón
Cuando algún rayo enciende ilusión,
Y luego el trueno apaga la emoción

Hay corto o largo camino que andar,
Todo es un sueño, ¿para qué pensar?,
Hay poco nuestro en la realidad.

Hay corto o largo tiempo para dar
Lo que a nosotros nos dio por robar
Mientras la historia ya no daba más.

---Alberto P.M.---
Vilviestre del Pinar (BU) / Barcelona.
Agosto de 2014 / Septiembre de 2014.