jueves, 18 de septiembre de 2014

POESÍA DURA

Hay cierta poesía dura
Que no escupo ni yo,
Cual brote de locura
Escondido en un cajón,
Pero dentro, en la espesura
Que encierra mi cartón,
Llevo de una droga pura
Vencido mi corazón.

Voy con la polla bien dura
—¡Suerte de este pantalón!—;
Si me enciendes a oscuras,
¡No me la baja ni Dios!

No soy como tú te crees,
No me visto por los pies.

Sufro de mil pesadillas,
Sufro gran mundo interior,
Nada dentro a veces brilla,
Y tras mí corre el dolor,
Pero en mí tiene cabida
También mucho del color
Que destila esta prohibida
Historieta entre tú y yo.

Voy huyendo de la vida
—El destino me ganó—,
Aunque tengo muchos días
Para darme un empujón.

No soy como tú te crees,
No bendigo mis traspiés.

Si quiero una madrugada
Mezclando nuestra pasión
Y me ves por la mañana
Puede ser que sea amor;
Y si sabes ver el Cielo
En mí tú lo podrás ver,
Reflejado todo entero
En tus ojos de mujer.

Voy con el alma varada
Porque busca la ración
De los versos de tu cama,
Del cantar de tu colchón.

No soy como tú te crees,
No soy eso que tú ves.

---Alberto P.M.--- Á. Metropolitana de BCN - 17/9/2014
"vive mirando una estrella, 
siempre en estado de espera..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario