sábado, 20 de septiembre de 2014

¡ADIÓS POESÍA!

Eres la droga más dura en mi cuerpo:
Te quiero, te busco, a ratos te anhelo.
Me siento vacío, y contigo me lleno.
Mi vida es en sueño, y contigo despierto.

Corriendo, sin tiempo, chocando de nuevo,
Tirando dos besos, buscando tu pelo,
Huyendo, mintiendo, robando un lucero,
Y de lejos gritarte “¿Lo sabes? Ganaste”.

Y cuento los días de la semana:
Me faltan siete ¡sobre tu cama!
Y cuento los días que tiene este mes:
Me faltan treinta ¡contigo al revés!

Yo quiero probarte, saber de tu piel,
Tranquilos, despacio, meciendo la sed,
Y sentirnos tan dulces en mares de hiel,
Hacerlo juntitos, probarnos a ver.

Y ¿cuándo viniste?, y ¿cómo lo hiciste?,
Y ¿cuándo de noche se nos hizo de día?
Y ¿cuándo te fuiste?, y ¿cómo tú huiste?,
Y ¿cuándo mis días perdieron la alegría?

Hoy todo es mentira, ¡adiós poesía!
Hoy todo es lo mismo, ¡qué puta la vida!,
Porque mi mundo ya nunca es lo mismo,
Porque aunque ande me siento perdido.

---Alberto P.M.--- Á. Metropolitana de BCN – 18/9/2014
“...y ahí voy, a romper las telarañas de tu corazón...”

No hay comentarios:

Publicar un comentario