jueves, 4 de diciembre de 2014

LA ÚLTIMA ESTACIÓN

Soy la última estación hacia el infierno
-las traviesas poco a poco van cediendo-,
y tú, como un tren en cualquier noche,
como el paisaje huérfano de coches,
sin saber ni qué hora viene a ser,
ni qué escondo -¿escombros de burdel?,
¿una noche oscura y fría sin tu piel?-,
hoy te vienes, aunque dudas tú te vienes,
y mi mundo -en claroscuro- se detiene.

Del amor debería saberlo casi todo,
pero de tanto, la verdad, yo sé muy poco,
y aún así, con mis luces apagadas,
yo te busco por mujer y por compleja,
por aquello que en tu boca se desangra,
al desplante de firmeza en cada huella,
al compás del fino aliento a bocanadas.

Soy la última estación hacia el invierno,
donde el frío bien convive con el fuego,
donde el día parpadea en cada esquina
y la noche tiene algo de infinita,
pero tú, que harías arte con despojos,
hoy te vienes, siempre tensa pero vienes,
y mi paisaje -muy silvestre pese a todo-
se traduce en primavera y enloquece.

---Alberto Prieto Martín---
BCN → UAB Bellaterra. --4/12/2014--

No hay comentarios:

Publicar un comentario